949 20 85 66 info@gotepri.com

Cómo quitar el gotelé plástico de las paredes fácilmente

El gotelé estaba de moda hace muchos años. Gracias a sus numerosas ventajas era la forma preferida de pintar las paredes, así mismo, por su coste reducido las constructoras vendían pisos con el gotelé en todas las paredes y techos.

Consiste en aplicar pintura espesa haciendo que forme gotitas sólidas y se quede adherida de esta forma en la pared. La rugosidad escondía cualquier imperfección e irregularidad de la pared, un truco muy efectivo para que una pared parezca perfecta sin serlo. Después se descubrió que el gotelé al temple no era muy duradero y la solución fue cubrirlo de pintura plástica, se convirtió en gotelé plastificado. Desde entonces muchas veces se aplica directamente un gotelé de pintura plástica. El gotelé plástico es el más duro y difícil de eliminar de una pared..

Esta moda como muchas otras fue pasando y el liso y la alta decoración tomó el mando de la situación. Eliminar el gotelé aún no era una opción muy viable ya que costaba bastante dinero y tiempo.

Las opciones existentes en el mercado eran las masillas y el decapante, bastante cómodo y útil. Los decapantes se utilizan mucho para eliminar pintura de otro tipo de superficies como el metal y la madera, y aplicarlo sobre la pared era un paso lógico, pero al ser un disolvente emite vapores tóxicos. Decapar una valla al aire libre no es un problema pero llenar una habitación de vapores tóxicos mientras se utiliza el decapante ya es otra cosa. Exige preparación, hay que vestirse apropiadamente, mascarilla, guantes, ropa que no se utilizará más, vamos todo el equipo solo falta la bombona de oxigeno. Y esto no es todo después de terminar es necesario lavar toda la pared para eliminar los restos de decapante.

Y en ese momento llegamos nosotros, una empresa pequeña que vio una solución a este problema. Creamos un sistema denominado Sistema Kitomasgota con un EcoEstabilizador ecológico y una serie de herramientas para quitar ese dichoso gotelé plástico de las paredes. Es un sistema sencillo que solo incluye cuatro pasos. Y sí, podéis utilizarlo incluso vestidos de gala ya que se quita con agua y huele a manzana.

El EcoEstabilizador es una pasta líquida. Primero lo aplicamos con un rodillo sobre el gotelé plástico. Dejamos que nuestra pasta haga su trabajo, reblandezca un poco la pintura.

Antes de que se seque con una rasqueta quitamos esos piquitos de la gota para que pueda penetrar en la profundidad de esas rugosidades.

Después mojamos con un pulverizador unas 5 veces a lo largo de una hora, sin dejar que el agua nos moje el suelo, eso no lo queremos. Así permitimos que nuestro Ecoestabilizador ablande no solo la superficie del gotelé plástico sino toda la pintura.

Al final solo nos queda quitar el gotelé plástico con la cazoleta Kitomasgota. Movimientos circulares y se despega de las paredes dejándolas libres.

Así de fácil es eliminar el gotelé plástico de una pared. ¿A que nunca pensasteis que podía ser tan fácil y rápido? Bueno también hubo un tiempo en el que no pensamos que íbamos a llevar un mini portátil en el bolsillo en forma de Smartphone.

Muchos creerán, vale gotelé plástico fuera pero ahora toca plastecer entonces porque no lo he plastecido desde un principio. Porque no es lo mismo poner masilla en un par de puntos de la pared y en alguna grieta que en 30 metros cuadrados de habitación.

El sistema Kitomasgota no es la única forma de deshacernos del gotelé, eso está claro, pero es la más fácil y rápida. Y lo que es más importante, sin ningún peligro ni para nuestra salud ni para la salud de los nuestros.

¿Tiene alguna pregunta?