949 20 85 66 info@gotepri.com

Pintura de pizarra en casa: Por qué, donde y como

Las paredes de pizarra son cada vez más populares. En ellas puede pintar y dibujar lo que quiera y cuanto quiera. La pintura de pizarra se puede aplicar en cualquier habitación aunque la elección por excelencia es la habitación infantil.

Los que tienen niños pequeños saben de primera mano lo peligroso que es dejarlos un rato con pinturas o rotuladores. No solo se pintan los álbumes de dibujo, también participan las paredes, los suelos, los muebles e incluso las mascotas. La creatividad infantil no tiene límite alguno.

Recordando esas tardes de dibujo se pensó en una forma de que los niños se divirtiesen sin causar destrozos, esa es la pintura de pizarra. Si antes solo la encontrábamos en escuelas y aulas, hoy en día se está quedando con los corazones de los padres.

¿Qué es la pintura de pizarra?

Principalmente es una pintura especial para dibujar con tiza sobre ella. Se puede aplicar sobre diferentes superficies, desde frigoríficos hasta paredes enteras de una habitación. Ahora la pintura de pizarra se produce casi por todos los fabricantes conocidos de pintura. Es fácil de aplicar y apenas desprende olor durante el pintado.

Otras veces es más fácil decantarse por un film especial con efecto pizarra. Se puede pegar en puertas o armarios.

Un consejo, para evitar el polvo que desprende la tiza, adquiera tiza blanda especial. La pintura de pizarra se lava con facilidad sin dejar manchas poco estéticas.

¿Dónde es mejor aplicar la pintura de pizarra?

Como ya hemos visto el lugar más popular para una pizarra es el cuarto de los niños, donde a menudo se reserva una pared entera para este fin. Con un juego de tizas de colores, los niños no solo estarán entretenidos sino que desarrollaran su creatividad y talento.

Esta pared permitirá cambiar la decoración incluso todos los días. No solo hay pintura de pizarra negra, ahora la podemos encontrar en diferentes tonos.

Una alternativa a la pizarra, es una pared sobre la que se puede pintar con marcadores de colores. Es igual de fácil dibujar sobre ella y luego borrar. Siendo perfecta para aquellas familias en las que los niños sufren enfermedades respiratorias o alergias. Pero eso no es todo. Existe la posibilidad de aplicar una imprimación magnética directamente antes de pintar. Después de todo el proceso la pared se convierte en un auténtico tablero magnético. Puede colgar dibujos infantiles, letras magnéticas, fotos, etc.

Por supuesto, la pintura de pizarra no se limita a la habitación infantil. Se puede utilizar en cualquier habitación y en todas y cada una será útil a su manera. Es un gran elemento de decoración y un buen lugar para dejar notas.

Se pueden dejar mensajes a los miembros de la familia, hacer la lista de la compra, escribir deseos y palabras de amor a nuestros seres queridos. Para los que el dibujo es una pasión pueden dibujar patrones o cuadros para decorar y cuando se cansen, lo borran y crean una obra de arte nueva.

¿Tiene alguna pregunta?