949 20 85 66 info@gotepri.com

¿Cuáles son los mejores suelos para cocina?

Los suelos para cocina deben ser prácticos y fáciles de cuidar, capaces de soportar los efectos del agua, el calor y la grasa. Sin dejar de lado el aspecto decorativo, ya que es una habitación donde pasamos mucho tiempo. ¿Cómo elegir el material perfecto?

La cocina es un lugar difícil. Se derraman líquidos en el suelo, a veces calientes, se cae comida. Es una habitación donde puede hacer mucho calor mientras se prepara la cena. El revestimiento del suelo debe ser capaz de soportar todo esto y más. Pero hay muchas opciones, y cada una tiene sus pros y sus contras.

 

Existen diferentes opiniones:

• Un buen linóleo no pierde su belleza durante 10 años

• No es difícil lavar el gres porcelánico, si es demasiado frío se puede colocar un suelo radiante

• El azulejo es cómodo y permite variar el diseño a nuestro gusto, no se raya, no se agrieta

• El suelo de corcho es cálido y agradable al tacto, perfecto para casas con niños

• El hormigón es utilizado en suelos de talleres pero porque no ir más lejos y utilizarlo para nuestra cocina, es duradero, sin costuras y brilla como un espejo

• La madera es un material ecológico con una belleza propia.

• Un suelo de polímero no es frío como parece, ni resbaladizo, dura y no acumula polvo.

Suelos para cocina de Gres

Este tipo de baldosas están compuestas por una mezcla de arcilla, minerales y arena, teñidos con pigmentos en todo su espesor. Esta es su principal diferencia con respecto a las baldosas cerámicas hechas de los mismos materiales, están pintadas solo en la superficie, en la capa de esmalte y es menos duradero.

Este suelo resistirá la caída de algo pesado, prácticamente no absorbe agua y es tan estable y duradero que se usa a menudo en lugares públicos con mucho tráfico. Entre sus puntos débiles esta su fragilidad durante el transporte, su gran peso y poca variedad de colores. Para la cocina elija una opción mate, el gres pulido es más resbaladizo. Su limpieza es simple, agua y productos no alcalinos, ya que aunque no dañaran el material podrían destruir las costuras.

Azulejos cerámicos, prácticos y originales

El azulejos es uno de los materiales más populares utilizado en los suelos para cocina. Existe una gran variedad de colores y dibujos, texturas que imitan materiales tan diferentes como la madera, el metal, etc. Permitirá convertir el suelo de su cocina en una verdadera obra maestra. Su gran debilidad son las costuras entre las baldosas, que pueden ensuciarse y deteriorarse, así como su pérdida de brillo con el tiempo. El cuidado es sencillo, limpieza en seco, con agua y detergente, son suficientes. Las costuras se deberán tratar periódicamente con productos especiales.

Suelo de resina o polímero

A veces se llama linóleo líquido. Por fuera se parecen mucho estos dos materiales, pero tiene una gran resistencia y su mantenimiento es fácil. Posee una superficie de espejo y su ausencia de costuras permite crear efectos interesantes utilizando imágenes tridimensionales.

Por el contrario esta superficie no es barata, la preparación es un proceso bastante complicado y su incorrecta colocación puede hacer que el suelo se ensucie y se rompa más rápidamente. Su brillo puede agregar luz y espacio a una cocina pequeña, pero una superficie texturizada como la madera o el gres porcelánico parecen ser más interesantes y nobles.

Cocina con suelo laminado: barato y fácil

El laminado es un material basado en un tablero de fibra recubierto con una película decorativa, puede ser un buen sustitutivo para el lujoso parquet de madera. Al mismo tiempo, es más resistente al desgaste y fácil de mantener. Simplemente se coloca y se obtiene una superficie cálida que puede imitar no solo diferentes tipos de madera, sino también piedra o gres porcelánico.

Pero cuidado, el laminado teme al agua. El exceso de humedad es un gran problema, ya que se hinchara irremediablemente. Sus juntas también se deben proteger con una impregnación impermeabilizante.

¿Tiene alguna pregunta?